Confirmación

 


¿QUÉ ES LA CONFIRMACIÓN?

La Confirmación perfecciona la gracia del bautismo; es el sacramento que da el Espíritu Santo para enraizarnos más profundamente en la filiación divina, incorporarnos más firmemente a Cristo, hacer más sólido nuestro vínculo con la Iglesia, asociarnos todavía más a su misión y ayudarnos a dar testimonio de la fe cristiana por la palabra acompañada de las obras.

LOS SIGNOS DE LA CONFIRMACIÓN

En el rito de este sacramento conviene considerar el signo de la Unción y lo que la unción designa e imprime: el Sello espiritual.

La Unción, en el simbolismo bíblico y antiguo, posee numerosas significaciones: el aceite es signo de abundancia y de alegría; purifica y da agilidad; es signo de curación, pues suaviza las contusiones y las heridas y el ungido irradia belleza, santidad y fuerza.

Todas estas significaciones de la Unción con aceite se encuentran en la vida sacramental. La Unción antes del bautismo con el óleo de los catecúmenos significa purificación y fortaleza; la Unción de los enfermos expresa curación y consuelo. La Unción del santo Crisma después del Bautismo, en la Confirmación y en el orden Sacerdotal, es el signo de una consagración.

Por la Confirmación, los cristianos, es decir, los que son ungidos, participan más plenamente en la misión de Jesucristo y en la plenitud del espíritu Santo que éste posee, a fin de que toda su vida desprenda "el buen olor de Cristo".

El confirmando queda marcado por el Sello del Espíritu Santo.

LOS EFECTOS DE LA CONFIRMACIÓN

• El efecto fundamental es la efusión del Espíritu Santo, como fue concedida en otro tiempo a los Apóstoles el día de Pentecostés.

• Crecimiento y profundidad a la gracia bautismal.

• Nos introduce más profundamente en la filiación que nos hace decir "Abba, Padre".

• Nos une más firmemente a Cristo.

• Aumenta los dones del Espíritu Santo.

• Hace más perfecto el vínculo con la Iglesia.

• Nos concede una fuerza especial del Espíritu santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos cristianos.

 

Subir