Caminem Junts 100. Recordando la IMJ. Publicación de la iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva. Octubre de 2011Ha pasado el verano y comenzamos con ilusión y esperanza el nuevo curso 2011-2012.

Siempre comenzar es hermoso. Tenemos por delante todo un curso repleto de proyectos, iniciativas y trabajo. Con la ayuda de Dios lo llevaremos adelante y esperamos sembrar a boleo y recoger también sus frutos.

Iniciamos el segundo año del Triduo de Años pastorales que nos preparan a la celebración gozosa del 600 aniversario de la creación de la Colegiata de santa María por el Papa Benedicto XIII en 1413. Como deseamos que sea un aniversario eminentemente religioso contando con la parte cultural, artística e histórica de la Colegiata, por eso iniciamos el curso pasado este Triduo.

La finalidad es crear Parroquia, hacer Iglesia y eso se logra con trabajo pastoral, oración y la colaboración de la gracia divina. De ahí la importancia que doy a esta preparación espiritual que ya hemos comenzado...

Pincha en la imagen para acceder a la versión PDF de la revista Caminem Junts


Este segundo año esta dedicado a la Misa dominical: profundizar en el sacramento de la Eucaristía y en su celebración. No podemos olvidar que la Eucaristía es el centro y la cumbre de toda la vida de la Iglesia como decía el Beato Juan Pablo II, el Grande:”La Iglesia hace la Eucaristía y la Eucaristía hace la Iglesia”. El signo exterior, como ya apunté entonces, es el icono de Cristo crucificado del año 1400 que veneramos en la Seu. Y nos acompañará la figura y el testimonio de san Jacinto Castañeda.

Es muy importante para nuestra vida cristiana tener ideas muy claras sobre la Eucaristía sacramento y celebración. Tenemos documentos muy significativos del magisterio de los Papas a los que recurriremos en nuestro estudio como son la Carta Apostólica Dies Domini y Ecclesia de Eucharistia, ambos documentos del Beato Juan Pablo II, el Grande. También tendremos en cuenta mi libro “He dejado de ir a Misa”. Con ese material a mano nuestros encuentros serán de gran valor y nos ayudarán muchísimo en nuestra formación permanente.

La figura entrañable de san Jacinto, siempre viva y actual, a parte de que bendecirá nuestro trabajo pastoral, nos enriquecerá con su ejemplo y su doctrina. San Jacinto Castañeda es un puntal muy importante de nuestra vida parroquial y queremos contar con él.

Además incorporaremos también como ya hicimos el Itinerario diocesano de renovación que vendrá a completar nuestro curso pastoral.

Desde aquí invito a todos a participar en estas catequesis y actos litúrgicos y considerarlos como un regalo del cierlo para nuestro bien espiritual.