Casesnoves

Adela Soldevila y Manuel Casesnoves

 Siervos de Dios Manuel Casesnoves y Adela Soldevila

 Padres de familia

 Arturo Climent Bonafé

Abad de Xàtiva y vice postulador de la causa de canonización

Fama de santidad

53.- Los testimonios que encuentro por la calle de personas que conocieron a este matrimonio son extraordinarios y no podemos perder la memoria histórica de estos Siervos de Dios que vivieron entre nosotros y pasaron haciendo el bien.

54.- Unos me dicen que don Manuel era un “santo”, en el sentido que lo entiende la gente. “Fue un cristiano convencido que amaba a Cristo y se identificaba con él; se sentía Iglesia, trabajaba dentro de ella y la amaba. Su caridad, como dice la Escritura, era constante; socorría las necesidades de la gente pobre y desamparada; abierto a las personas y siempre transmitía paz, alegría y mensaje cristiano. Era todo bondad”.

55.- De doña Adela me dice una persona: “Fue una mujer delicada, sensible, fuerte; amante de su fe y de exquisita espiritualidad. Cristo vivía en su corazón y ardía su fe. ¡Cuánto luchó en la educación de sus hijos! Como mujer casada fue extraordinaria. Junto a su marido don Manuel formaban un matrimonio fuera de lo común. Se amaban y se santificaban viviendo el amor y la entrega a su familia. Daban envidia”.

Adela Soldevila y Manuel Casesnoves

 Siervos de Dios Manuel Casesnoves y Adela Soldevila

 Padres de familia

 Arturo Climent Bonafé

Abad de Xàtiva y vice postulador de la causa de canonización

Fama de santidad

68.- Los testimonios que me llegan cada día son los que hablan y muestran que aquel matrimonio formado por don Manuel y doña Adela era extraordinario y que Dios estaba con él y ellos dos estaban con Dios con quien contaban para todo.

69.- Para todo contaban con Dios. Siempre estuvo presente en sus vidas. Su oración era contacto con el Sagrado Corazón de Jesús y la Mare de Déu de la Seu. Qué bien podemos decir que aquella familia era
una verdadera “Iglesia doméstica”.

70.-Nunca alardearon de sus obras de caridad, eran silenciosas. Sin embargo don Manuel sabía muy bien lo que hacía con los más pobres, ¡él y Dios!. Al leer el Evangelio don Manuel quería aplicarlo a su vida, lo rezaba y pedía:”Señor, hazme instrumento de tu amor. Que las necesidades de los demás sean mi objetivo, que pueda ayudarles a vivir. Ayúdame para que yo ayude”. El Señor Jesús estuvo siempre en el corazón de este matrimonio, pues, Adela pensaba lo mismo que su marido respecto a la caridad como supremo don de Cristo.

Adela Soldevila y Manuel Casesnoves

 Siervos de Dios Manuel Casesnoves y Adela Soldevila

 Padres de familia

 Arturo Climent Bonafé

Abad de Xàtiva y vice postulador de la causa de canonización

Fama de santidad

81.- Quisiera que nos fijáramos en el testimonio de los Siervos de Dios durante la Persecución Religiosa que sufrió la Iglesia de España, durante la Guerra Civil de 1936-1939, también en Xàtiva. La Santa Sede estaba muy preocupada por el porvenir de la Iglesia en España y el Papa tuvo un gran interés que los católicos españoles supieran que él estaba muy unido a todos los obispos, sacerdotes y fieles de toda España.